ABEL HPT – Empleo de bombas móviles en un contenedor

La aplicación

Nuestro cliente, un gran productor rumano de petróleo y gas, estaba buscando un concepto móvil, de fácil instalación. Se buscó una solución para:

El trasporte de agua industrial con contenido salino y levemente sucia, el llenado de perforaciones subterráneas con agua hasta una profundidad de 1000 m, para un mejor trasporte de petróleo residual desde perforaciones subterráneas.

La solución de ABEL

La empresa ABEL ofreció bombas de bajas pulsaciones residuales, que se suministran como solución completa, de modo que por parte del cliente sólo se requiera realizar una única gran conexión a, o bien en la instalación existente. Solamente se requiere la conexión a la red eléctrica y la conexión de las cañerías del lado de succión y del lado de presión. No es necesario ningún cableado entre los consumidores eléctricos y el mando/regulación, o bien el variador de frecuencia, puesto que esto ya está instalado en forma fija, dentro de los contenedores. Por medio de esto, las bombas individuales son ampliamente móviles, de modo que, de ser necesario, ellas pueden ser trasportadas, conectadas y operadas en cualquier otro lugar.

En total se suministraron 16 bombas-Triplex de émbolo, de alta presión, de la serie HPT, montadas dentro de contenedores de 12’, incluyendo variador de frecuencia y tablero eléctrico. Las piezas de las bombas, que entran en contacto con el medio a bombear, son de acero inoxidable, los cilindros de las bombas no son colados, sino forjados, por causa de la mayor exigencia de calidad. El sello de los émbolos está construido como prensaestopas lubricado con grasa, puesto que el agua puede contener impurezas. Las válvulas de los lados de succión y de presión/descarga, están construidas como las denominadas válvulas-hongo.

Pregunta para más Información

O danos tu número y nosotros te llamamos!

Consigue tu oferta

IR A PETICIÓN DE OFERTA

Consigue tu oferta

IR A PETICIÓN DE OFERTA

Pregunta para más Información

O danos tu número y nosotros te llamamos!